Páginas vistas en total

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Fin de semana por Villanúa

Hola a todos!
Ya estamos por aquí para contaros lo bien que nos lo hemos pasado durante este fin de semana en el que no hemos parado de realizar actividades.



Llegamos a Villanúa el viernes por la tarde noche sin que ocurriera ningún percance durante el trayecto y durante un ratito les estuvimos explicando las normas y dónde se encontraba todo lo que podían necesitar durante el fin de semana.
Después los chicos se distribuyeron por las cabañas, el lugar que iba a ser su hogar durante estos dos días y medio.
Llegó la hora de la cena y como estaba todo riquísimo y estábamos calentitos al calor de la chimenea cenamos de maravilla.





Por la noche ya empezaron los juegos y nos distribuimos en dos grupos de edad, realizando los mayores un juego de mímica y los pequeños un furor.





A la mañana siguiente y después de dormir muy agusto en las cabañas llegó el desayuno, para coger energía y poder seguir jugando.
Los pequeños hicieron juegos cooperativos y actividades con globos, mientras los mayores hacían unos juegos de confianza.











Después de comer, fueron los mayores los que realizaron los juegos cooperativos aprendiendo a disfrutar sin necesidad de competir y los peques echaron un trivial en vivo y directo con millones de pruebas.







Pasada la merienda y un rato de ocio y conversación en el comedor, nos volvimos a poner por grupos y mientras los mayores eran dirigidos por el mago roquefeler y sus preguntas trampa a cambio de puntos, los pequeños realizaban juegos de confianza.





Después de un día por separado, la noche prometía, una velada para todos en la que el ritmo no iba a parar y así realizamos musicoterapia con mucho arte, expresión y sentimientos, en la que nuestros chicos lo dieron todo en los bailes. Ya bastantes cansados, llegaba la hora de dormir y descansar porque aún nos faltaba el domingo antes de regresar a casa.




La noche transcurrió sin movimiento y todo el mundo descansó las horas necesarias.
Por la mañana, nos volvimos a dividir por grupos pero esta vez compartiríamos música de fondo y el comedor, porque ambos realizaríamos un taller.
Los pequeños hicieron imánes con cápsulas nespresso y crearon unas hermosas mariquitas, pingüinos y búhos y los mayores hicieron carteras de cómic que quedaron súper chulas.








El campamento llegaba a su fin y tocaba recoger, comer y vuelta a Zaragoza, muy cansados pero muy contentos del fin de semana.



Esperamos que se repita pronto!
Muchos besos a todos!