Páginas vistas en total

sábado, 30 de julio de 2016

Día 29, Bienvenidos al campamento Cheso-Campatope

¡Buenos días papis!

Ayer nos despedimos de vosotros rumbo a Villanúa, por delante siete días para conocer gente, amigos nuevos, monitores y por qué no, a nosotros mismos, disfrutar de la naturaleza y del Valle de Aragón.

Dos horas después llegamos a un parque a la entrada del pueblo, comimos y nos dirigimos a lo que será nuestra casa durante esta semana.

Conocimos a todos los monitores y nos contaron en qué grupo íbamos a ir y en qué cabaña “dormiremos”, sí, entre comillas, ya que a algunos al ser la primera noche, esto de dormir con amigos nos ha gustado demasiado como para no cerrar los ojos, jeje.

Después de acomodarnos merendamos e hicimos juegos de conocimiento:



Los peques jugamos a pillar y mímica para aprendernos los nombres de nuestros compañeros y monitores de grupo.





Los medianos jugamos al pistolero, sobre sobre y los abrazos, los monitores dicen que somos unos “jugones” por lo que nos dio tiempo a realizar algunos juegos de más acción como balón prisionero y AEIOU.

Los mayores hicimos juegos de conocimiento más tranquilos para después terminar jugando a un clásico como es “polis y cacos”.



Después de cenar aprovechando la oscuridad de la noche, dimos uso a las linternas mientras los peques hicimos un tótem-jeroglífico, los mayores resolvíamos palabras mediante mímica y el resto del grupo tenía que adivinar, antes de dormir realizamos un juego para inteligentes, al final lo resolvimos entre todos.







Los medianos movimos el esqueleto retándonos en una batalla de bailes con los compañeros e incluso con los monitores.






Mañana os contamos cómo ha ido el día de hoy.

viernes, 29 de julio de 2016

Día 29: Despedida

Hola a todos,

Hoy está siendo un día muy tranquilo de despedida y como tal, os dejamos los últimos momentos juntos!







Esperamos volver a veros a todos el año que viene y que os vayáis tan contentos como nosotros! 

Día 28: En busca de la chesicidad

Hola a todos;
Ayer pasamos un día conjunto en busca de la chesicidad y parece que esta se encontró.
Por la mañana por grupos bajaron al pueblo para buscar unas piedras e ir superando las pruebas que tenían escritas, además por medio de un mapa tenían que orientarse para acabar formando una palabra en él con las piedras numeradas que encontraban. Esto les otorgaba unos minutos que más adelante les serían muy útiles.
Después de comer debían buscar unos sobres que si superaban la prueba que había dentro de ellos se convertirían en el sentimiento que se les proponían y así entre risas y ayudas unos pasaron a ser tristeza, alegría, amor, fuerza, esperanza, etc..
La segunda parte de la tarde serviría para que se juntaran unos con otros y así pensar en la actuación que querían hacer por la tarde y el material que podían coger fue tan sólo durante el tiempo acumulado por la mañana.
Las actuaciones por la noche fueron una pasada y además de esto tuvimos la entrega de bandas y un rato de discoteca en el que todos disfrutamos mucho.


































































































































La despedida tuvo un sabor agridulce porque aunque nos lo hayamos pasado muy bien estos días, nos da mucha penita irnos.

Mañana nos toca recoger, evaluar y el juicio del zorro, os pondremos las fotos de despedida.